Religión, identidad y cruce de frontera en la creación afrocubanista de tres compositores académicos cubanos de la diáspora del siglo XXI

Iván César Morales Flores

El afrocubanismo constituye una de las tendencias estéticas más prolíficas y representativas de la creación académica musical cubana del pasado y presente siglo. Actualmente, esta estética responde a escenarios cada vez más híbridos, sincréticos e interculturales, de acuerdo con las dinámicas migratorias y postmodernas vigentes. Hecho que se distancia, significativamente, de sus proyecciones nacionalistas iniciales como expresión de modernidad americana (1920-1940), en la obra de Amadeo Roldán  y Alejandro García Caturla. Permeadas por la escisión de una nueva identidad diaspórica, las obras de los compositores cubanos de la emigración del siglo XXI expresan complejas necesidades de conciliación y (re)territorialización artística y espiritual; al tiempo que ratifican y enriquecen, con su diversidad, una de las más arraigadas expresiones músico-culturales de la isla caribeña. Los compositores seleccionados para esta propuesta comparten un mismo espacio continental, afincados en ciudades europeas tan disímiles como Madrid (España), Parma (Italia) y Aalborg (Dinamarca). Sus nombres son: Eduardo Morales-Caso (1969-), Ailem Carvajal (1972-) y Louis Aguirre (1968-). Tres creadores cuyas obras evidencian modos diversos de concebir y desentrañar el universo musical y religioso afrocubano, transitando entre la negociación cultural e identitaria, la religiosidad, el exotismo y la nostalgia.  La carga de fragmentación, différance, hibridez y cruce de fronteras que encierran sus obras, concita una variedad significativa de posicionamientos y estrategias creativas. De ahí que, su análisis musical se aborda en los marcos de esta presentación desde un enfoque plural y abierto, con especial interés en los procesos simbólicos y discursivos que articulan sus tramas de tipo local/global, pasado/presente y reinvención/asimilación.

******

Religion, identity and border crossing in the Afro-Cuban music of three academic Cuban composers of the XXI century diaspora

El afrocubanismo constituye una de las tendencias estéticas más prolíficas y representativas de la creación académica musical cubana del pasado y presente siglo. Actualmente, esta estética responde a escenarios cada vez más híbridos, sincréticos e interculturales, de acuerdo con las dinámicas migratorias y postmodernas vigentes. Hecho que se distancia, significativamente, de sus proyecciones nacionalistas iniciales como expresión de modernidad americana (1920-1940), en la obra de Amadeo Roldán  y Alejandro García Caturla. Permeadas por la escisión de una nueva identidad diaspórica, las obras de los compositores cubanos de la emigración del siglo XXI expresan complejas necesidades de conciliación y (re)territorialización artística y espiritual; al tiempo que ratifican y enriquecen, con su diversidad, una de las más arraigadas expresiones músico-culturales de la isla caribeña. Los compositores seleccionados para esta propuesta comparten un mismo espacio continental, afincados en ciudades europeas tan disímiles como Madrid (España), Parma (Italia) y Aalborg (Dinamarca). Sus nombres son: Eduardo Morales-Caso (1969-), Ailem Carvajal (1972-) y Louis Aguirre (1968-). Tres creadores cuyas obras evidencian modos diversos de concebir y desentrañar el universo musical y religioso afrocubano, transitando entre la negociación cultural e identitaria, la religiosidad, el exotismo y la nostalgia.  La carga de fragmentación, différance, hibridez y cruce de fronteras que encierran sus obras, concita una variedad significativa de posicionamientos y estrategias creativas. De ahí que, su análisis musical se aborda en los marcos de esta presentación desde un enfoque plural y abierto, con especial interés en los procesos simbólicos y discursivos que articulan sus tramas de tipo local/global, pasado/presente y reinvención/asimilación.